“Creer que algún día esas pequeñas alas repartirán amor por donde quiera que vayan, que abrazarán con ímpetu al viento… Creer que con cada pequeño logro se fortalecerá su espíritu para que, sin temor, intente volar cuantas veces sea necesario”